Esta tarde el matador zacatecano, Antonio Romero, recibió el alta médica luego de la grave cornada que sufrió en la región perineo rectal hace 15 días en la Plaza México.

El diestro zacatecano ha vivido momentos muy críticos por la severa y grave cornada que puso en peligro su vida,  es considerada una lesión de alta energía. Seguirá con un tratamiento y una rehabilitación de estimulación hasta poder cerrar el estoma en aproximadamente de 6 a 8 semanas.

“Me encuentro muy contento con Dios por darme la oportunidad de vida y mayor deseo es volver a vestirme de luces, pero como dice Juan José Padilla ‘El sufrimiento es parte de la Gloria’ y ahora hay que esperar”, dijo el matador.

“Me encuentro con los dolores normales de una cornada, estoy  con un tratamiento muy estricto de muchos cuidados e higiene absoluta”, agregó.

Rafael Vázquez Bayod , jefe de los Servicios médicos de la Plaza México, y su equipo de trabajo,  en conferencia de prensa este lunes hicieron un informe detallado de la cornada que sufrió en la región perineo rectal el matador Romero, considerada como caso único que se reportó con un éxito absoluto.

El equipo médico  estuvo  integrado por un personal inter disciplinado integrado por el  cirujano Juan Carlos Sánchez Robles,  Ana Sofía Peña, Mónica Jiménez Sequiros y Marco Antonio Carreño.

El doctor Rafael Vázquez Bayod señaló que es decisivo el manejo prehospitario y quirúrgico para este tipo de lesiones. Explicó sobre su estabilización en la enfermería, su traslado, la intervención quirúrgica de salvamiento y control de daños.  Además de la laparoscopía y la realización de colostomía asistida  y luego una segunda operación para la reparación de la zona afectada. Asistida por el cirujano de colon y recto, Juan Carlos Sánchez Robles

El doctor Juan Carlos Sánchez Robles dijo con respecto a la salud del paciente: “Antonio por su juventud y estado físico,  el paciente ha tenido una recuperación rápida y sin infección, bajo una vigilancia estricta”.

De los casos que se han presentado con este tipo de lesiones se mencionaron  a Pablo Martínez y el matador Gerardo Adame, éste último se encuentra ahora hospitalizado por otras cornadas en ambos muslos en el Hospital Mocel.

Foto: Manolo Briones