Tuvimos el gusto de recibir en esta redacción el joven diestro aquicalidense Javier Castro, quien fungirá como cuarto espada en la corrida de toros de la Feria de San Francisco de los Romo, Aguascalientes, el próximo domingo 30 de este mes y por ello anda más que contento y motivado, además de ansioso, porque en tal fecha habrá de estrenar la alternativa que recibió el pasado 26 de abril de este año dentro de la Feria Nacional de San Marcos, en el coso Monumental, de manos de Israel Téllez y ante la presencia del añorado Mario Aguilar, con el toro llamado “Cronista” de Rosas Viejas.

“La verdad es que, sí me siento con mucha ansiedad, nerviosismo y a la vez alegría porque voy a estrenar mi doctorado y muy cerca de Aguascalientes. Es por ello que no dejo de entrenar y la ida a tentar el sábado pasado a Medina Ibarra me ha servido de mucho pues igualmente las idas al campo bravo han escaseado”, comentó Javier, quien además apuntó que, una vez cumplido el compromiso de este domingo, una semana después, ligará otra corrida, la de la Feria de Loreto, Zacatecas.

“Así es, eso me trae muy motivado e ilusionado pues son un par de corridas que me vienen más que bien y sé que tengo que estar bien para que se hable de mí. Además, ya hay algunas pláticas para algunos planes que tengo en diciembre y en su momento ya los haré saber, pero sí, ando muy contento”.

Sin duda, Javier Castro es un torero que en su época novilleril dio mucho de qué hablar pues llegó a pisar plazas de suma relevancia como la Monumental Plaza México, Guadalajara, Texcoco, la Monumental de Las Ventas de Madrid y, por supuesto, los dos cosos de Aguascalientes. Y ahora como espada doctorado desea tener un mejor nivel para que las empresas se empiecen a fijar en él.

De momento, Javier se maneja solo, pero está consciente de que triunfando donde se presente su carrera tomará el rumbo correcto para meterse entre los espadas consagrados. ¡Suerte matador!

 

2 corridas tiene por torear Javier Castro, la de San Francisco de los Romo y la de Loreto.

 

Foto: ADARBO